Ciudades destacadas

Restaurantes de tartas recomendados en Paraguay

Tartas

Una rica porción de tarta para disfrutar a la mañana o a la tarde junto con una taza de café, o de postre luego de un buen plato, siempre nos tienta. Las primeras tartas fueron saladas, con masa de pan y rellenas con carne o pescado. La referencia inicial a una auténtica tarta de frutas apareció en Inglaterra, durante el reinado de Isabel I, quien exigía cerezas en vez de carne como relleno de sus tartas; aunque la repostería casera seguramente ya elaboraba diferentes tipos con melocotones y manzanas. Otras versiones cuentan que en Roma ya se cocinaban, siendo la más típica la de miel, especias y queso de oveja. Con el paso del tiempo, las tartas fueron incorporando numerosos rellenos y su tradición como postre se fue consolidando a través de los años. Es así como nos fuimos fascinando con las tartas dulces de chocolate o las de limón. Entre las favoritas podemos encontrar el lemon pie, una tarta clásica con una deliciosa masa a base de galletitas, con crema de limón y merengue, ideal para las reuniones a la hora del té; o la sabrosa cheesecake, un postre hecho a base de requesón o queso crema y azúcar, y en ocasiones, con frutos tales como bayas, fresas, moras, arándanos e inclusive naranjas. Los expertos recomiendan probarla con un poco de azúcar impalpable y una salsita de frutos rojos, para darle un sabor inigualable. La tarta de manzana es una de las tartas de frutas más populares y más conocidas en el mundo entero. Cuenta con una masa recubierta de manzana, que puede ser troceada o en compota, y colocada encima de la masa o sobre una base de crema. Las variantes son diversas: existe el Apple pie tradicional de Norteamérica, en la cual la masa cubre toda la manzana; o la famosa Tarte Tatin, oriunda de Francia, particular por su elaboración: se trata de una tarta “al revés”, ya que las manzanas (previamente caramelizadas en azúcar o mantequilla) se colocan abajo y la masa arriba, y al terminar de hornearse, se la da vuelta aún caliente encima de un plato. Muchos la acompañan con helado o crema batida. Hoy en día es posible encontrar una gran diversidad de versiones de la Tatin, que reemplazan a las manzanas por fresas, peras, bananas… cualquier tipo de fruta. También podemos degustar la siempre seductora tarta de frutillas, que consiste de una base de masa rellena con crema chantilly, frutillas y gelatina: una verdadera fiesta para la boca, que también puede ser preparada en versión tarteleta, una mini canasta parecida a la forma del muffin. Siempre presente en la mesa de los uruguayos y argentinos, la pasta frola es una fiel acompañante del mate a cualquier hora del día. Hecha con una masa cubierta con dulce de membrillo, esta tarta artesanal es adornada con tiras delgadas de la misma masa sobre la capa de dulce. Otra opción de relleno es dulce de batata o dulce de guayaba. A pesar de haber nacido en Italia, la pasta frola es tradicional en las cocinas rioplatenses y se ha transformado en una de las preferidas. Por último, pero no menos importante, la tarta de ricota tiene una masa súper crocante y entre sus ingredientes se encuentran ricota, limón y pasas de uva, y es usual espolvorearle azúcar impalpable para un sabor extra. La variedad es inmensa y todas son perfectas para después de comer o para merendar. ¡No dejes de probarlas todas!

No encontramos tu dirección
Aceptar