Ciudades destacadas

Restaurantes de pollo recomendados en Paraguay

Pollo

Si hay un alimento que se integra a todas las recetas, es el pollo. En ensaladas, sopas y sándwiches, o como relleno de empanadas, tartas saladas y tacos mexicanos, el pollo se adapta a todos los platos y es consumido ampliamente, formando parte de las recetas más básicas de la gastronomía de todo el mundo. Se puede cocinar de incontables maneras, ya sea al horno, frito o a la parrilla, y puede formar parte tanto de platos saludables como de menús de cadenas de comida rápida. La variedad más frecuente es al horno, complementado con papas, boniatos o batatas, y con un jugo de provenzal que le da un sabor especial. Es una comida completa que nos gusta a todos. Las diferentes partes del pollo forman parte de numerosos platillos: por ejemplo, la suprema –parte de la pechuga– es común comerla entre panes con lechuga, tomate y cebolla, entre otras cosas. Las alitas son un plato preferido por los estadounidenses –son vinculadas a la ciudad de Bufalo–, se las llama hot wings, y son fritas y condimentadas con salsa picante. También en Estados Unidos, la cadena Kentucky Fried Chicken es popular por sus baldes llenos de pollo frito. La cocina griega lo coloca como elemento principal en el Souvlaki –especie de brochetas– o en las trigonas; la japonesa lo integra a diversos platos –como en el yakitori de pollo–, al igual que la china, en el Lo Mein. El goulash de la gastronomía húngara también lo añade a su receta y la sopa borsch de origen ruso lo alía con remolacha, papas y repollo. Otras posibilidades de consumir este alimento son en pucheros, cocido y surtido con verduras, o en sopas como minestrone o gazpacho. Pueden servirse como plato principal, como acompañamiento o como integrante de una gran variedad de ingredientes. Pueden acompañar pastas o un plato de arroz, formar parte de salsas, paellas y ensaladas o conformar el relleno de las clásicas empanadas o tartas saladas. El pollo asado es otra forma de prepararlo, ya sea al orégano, al café, con duraznos, zanahorias, cerezas o almendras… la lista puede seguir y seguir. Una receta curiosa es el pollo a la cerveza, hecha con supremas, cerveza, mostaza, miel, zanahorias y cebolla; el alcohol se evapora y solo deja su sabor y una caramelización especial, formando una salsa satinada. Además de ser un pilar fundamental en una dieta saludable por su aporte de proteínas y vitaminas, el pollo se adapta a todos los platos, métodos y formas de cocción existentes… ¡hasta en la pizza! Recetas con historia, sabor y muchas texturas llevan entre sus ingredientes al delicioso pollo.

No encontramos tu dirección
Aceptar