Ciudades destacadas

Restaurantes de ensaladas recomendados en Paraguay

Ensaladas

Todos alguna vez sentimos que tenemos que comer comidas más livianas, pero sin dejar de estar satisfechos. La opción ideal son las ensaladas, que pueden servirse como plato principal o como acompañamiento. Además de ser LA alternativa saludable (aporta vitaminas y minerales), se les puede agregar todo lo que a uno le gusta. Todos sabemos qué son las ensaladas; un plato generalmente frío, con hortalizas, mezcladas, cortadas en trocitos y condimentadas con lo que a uno más le guste. Los tipos de ensaladas son innumerables. Pero antes de comenzar a tratar de especificarlas, hay que empezar por el principio (¿por dónde sino?): su origen. Se dice que la palabra ensalada proviene del latín salata, la forma acortada de herba salata, que significa “verduras saladas”. Europa y Asia cuentan con recetas milenarias. Los griegos las incluían en su dieta, agregándoles todo tipo de especias y frutos secos, y los romanos también comían platos con hortalizas crudas en los festines que organizaban. Por su parte, los árabes introdujeron nuevos ingredientes, al igual que los españoles con el descubrimiento de América, aportando nuevas legumbres y diferentes frutos. A pesar de que uno puede hacer sus propias ensaladas y añadirles las hortalizas de su preferencia, hay algunas que son reconocidas mundialmente y son las clásicas en los restaurantes. Por ejemplo, la Ensalada César, la primera que se nos viene a la cabeza al nombrar la palabra ensalada. Creada en la década de 1920 por Caesar Cardini, este plato fue definido por los expertos gastronómicos como “la creación culinaria más revolucionaria de los últimos 50 años”. Lleva hojas de lechuga romana, salsa Worcestershire, queso parmesano, croutons (trocitos de pan tostado), un aderezo a base de aceite de oliva, anchoas, ajo y pimienta. Algunos le agregan pedacitos de tocino. La Ensalada Rusa (o Ensalada Olivier, en honor a su creador) es otra conocida: papas y zanahorias cortadas en cuadraditos, atún y mayonesa son sus ingredientes principales, pero también existen las variantes con aceitunas, guisantes o pepinillos. Otra con historia es la Waldorf, cuyo creador, Oscar Tschirky, era el maître del hotel Waldorf, predecesor del mítico Waldorf Astoria de Nueva York. Consta de manzana, nueces, apio, limón y mayonesa. Por último, la Ensalada Griega, con su alma mediterránea, está compuesta de tomate, pepino, cebolla, queso en dados, aceitunas negras, aceite de oliva y vinagre. Además de estas conocidas, las más habituales son aquellas con tomate, lechuga y cebolla –“ensalada mixta” en muchos países–, o la Capresse, que lleva tomate, albahaca y mozzarella. Las hojas verdes son uno de los ingredientes favoritos. Muchos agregan a las suyas atún, zanahoria, huevo duro, quesos o pepino y, a pesar de que son platos fríos, también se les puede añadir arroz, pastas o trocitos de pollo. Y no hay que olvidarse del aderezo, que es tan importante como la ensalada misma. ¡A condimentarlas bien y degustar las ensaladas más ricas!

No encontramos tu dirección
Aceptar