No encontramos restaurantes con delivery de Comida Saludable

Comida saludable

¿Sabías que los vegetales y frutas sirven para lidiar con el estrés? Además de fortalecer el corazón y ser fuentes de vitaminas, los nutrientes de las verduras y frutas harán funcionar mejor a tu cuerpo y tu cerebro. El cuerpo humano necesita una dieta balanceada para sentirnos bien, crecer y fortalecernos, sanarnos, combatir enfermedades y evitar los problemas relacionados con el peso. Para lograr una alimentación saludable es vital incluir alimentos variados, en una cantidad justa de energía que se obtiene de los seis diferentes grupos: cereales, derivados y legumbres; verduras y frutas; leches, yogures y quesos; carnes y huevos; grasas y aceites; azúcar y dulces. Consumir diariamente frutas y verduras de todo tipo y color es fundamental, ya que ayuda a mantener un peso adecuado, incorpora vitamina C y A, regula la presión arterial y disminuye los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. También contienen una gran cantidad de fibra que sirve para mantener el buen estado de los intestinos y el sistema digestivo. Es importante incorporar vegetales verdes a las comidas: un buen consejo es reemplazar la mayonesa con palta, untándola en los panes de tu sándwich. Otros verdes son la lechuga, un alimento descongestivo y analgésico, que lo podemos comer en las clásicas ensaladas o sándwiches; y el brócoli, que ayuda a reforzar los músculos y fortalecerte, y lo podemos incorporar en salsas, tartas y ensaladas. La zanahoria es otro vegetal con muchos beneficios; entre ellos, podemos mencionar su alto contenido de vitamina A y que favorece a los pulmones. Entre las frutas, la manzana es una de las más beneficiosas: una al día es lo mejor, su altísimo aporte de vitaminas (A, B1, B2 y C, entre otras) y minerales (potasio, fósforo, calcio, hierro, magnesio, por nombrar solo algunos) nos ayuda a mantenernos lejos de las enfermedades. ¿Y a quién no le gusta un cheesecake con frambuesas y fresas? Estos frutos rojos son muy ricos en antioxidantes, se asocian a un menor riesgo de desarrollar hipertensión y los podemos comer en platos agridulces o con el yogur y el helado. Aumentar el consumo de yogur, leche y quesos diariamente ayuda al bienestar de nuestro cuerpo porque aportan calcio –fundamental para los huesos y dientes–, proteínas y vitaminas –indispensables para crecer y desarrollarse–. Las pastas, aunque tengan mala fama, permiten un buen rendimiento físico por la energía que aportan. Además, si las acompañamos con otras comidas saludables, incluyendo aceite de oliva, queso, vegetales, carnes y pescado (todo siempre en una medida moderada), hacemos un plato todavía más equilibrado. El pescado y la carne aportan cantidades significativas de proteínas esenciales para nuestro cuerpo, y se recomienda comerlos no más de cinco veces por semana. Es importante también la incorporación de legumbres, cereales, semillas y frutas secas, como la quinoa, que provee un excepcional balance de proteínas, grasa y aminoácidos, y la podemos usar como reemplazo de arroz, agregar a ensaladas o en platos fríos o calientes. Es esencial reducir el consumo de grasas trans, que aumentan el colesterol malo (LDL) y disminuyen el bueno (HDL), lo que eleva el riesgo de enfermedades del corazón. Acuérdate, la alimentación saludable nos permite trabajar sin sentir desgaste y mejorar nuestra calidad de vida. Y no nos olvidemos de los fluidos: ¡empieza a tomar dos litros de agua por día!

No encontramos tu dirección
Aceptar